Corrupción y subdesarrollo

El último Índice de Percepción de la Corrupción, redactado por la ONG Transparencia Internacional, ubica al Ecuador dentro de los países con mayor percepción de corrupción en el 2015. Nuestro país aparece en la posición 107, dentro de 167 países evaluados.

El reporte resalta ciertos factores que hacen que unos países estén mejor posicionados, frente a otros. Por ejemplo, se menciona que los países con mejores niveles de libertad de prensa, acceso a información sobre presupuestos públicos, altos niveles de integridad entre quienes ocupan cargos públicos; y un poder judicial independiente, son factores decisivos para combatir la corrupción. Esto por cuanto en la medida que una población puede conocer el destino de los fondos públicos o denunciar actos de corrupción sin temor a represión, tendrá mayores posibilidades de ver reducida la corrupción.

Mientras que los países que carecen de estos factores, ven sumidas sus sociedades en un clima de impunidad y soborno, que son el pan de cada día. Sin embargo, el factor cultural es decisivo en el combate a la corrupción. Desafortunadamente, vivimos en una sociedad que ve a la corrupción como una fuente de riqueza. Es muy extendido el pensamiento de que no hay como ser político y ser ético; incluso, no se puede ser empresario y ser ético. Cuantas veces no se escucha que “el que no tranza no avanza” o el halago de la “viveza criolla”. Los países que tienen menores índices de corrupción están posicionando el mensaje de que “la ética es rentable”. Esto porque ahorra costos de coordinación, genera confianza, genera buena reputación; y empuja a la innovación. Es fundamental resaltar que hay que llevar pan con dignidad al hogar; y comprender que la corrupción es un mal que lo paga toda una nación. Ahí ganan muy pocos; pero perdemos todos.

Ab. Jorge Jaramillo García
Socio Director de Solve

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *