Importancia del asesoramiento previo para la celebración de un contrato.

Un contrato, en sentido puro, constituye un acuerdo entre una o varias persona naturales o jurídicas,  en el que se plasma la voluntad de las partes, sobre un asunto determinado y que genera derechos y obligaciones. La materia o el contenido sobre la que versa el contrato, puede ser de diversa índole, según las necesidades de los contratantes.

Es así que, aspectos de muy relevante importancia, para la vida y las actividades de una persona o empresa, se pueden ver comprometidos en un contrato. He aquí la importancia del asesoramiento previo a su celebración; pues una falta del mismo o un asesoramiento inadecuado, podría ser catastrófico, con graves consecuencias, principalmente patrimoniales y emocionales.

Recomendaciones:

  1.  Asesórese con un profesional del derecho, antes de suscribir un acuerdo o contrato, para que aquél le explique, sobre las consecuencias de lo que va a firmar (obligaciones) y sobre  cláusulas que podrían protegerlo ante un eventual incumplimiento de la contraparte (derechos y efectividad de los mismos).
  2. Olvidemos la mala costumbre, de acudir a una Notaría, para solicitar el “formato de un contrato”. No olvidemos que un contrato debe ser como “un traje a la medida”, adecuado para las necesidades de cada persona, que se presentan en ese momento. Luego del correcto asesoramiento que le brinde su Abogado, con tranquilidad, acuda a la Notaría a solemnizar el mismo, en caso que sea necesario.

Andrés Guerrero
Socio de Solve

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *