Pacto de retroventa: una garantía para el acreedor y el deudor

El pacto de retroventa es cuando el vendedor se reserva la facultad de recobrar la cosa vendida, entregando al comprador la cantidad determinada que se acordare, o a falta de este acuerdo, lo que le haya costado la compra.

Esta figura permite que un acreedor pueda comprar legalmente un bien del deudor, por supuesto asumiendo el hecho de que en caso de que el deudor no pague la obligación en el tiempo estipulado, este (el acreedor) se convertirá en dueño definitivo del bien, y por lo tanto la deuda se considerará pagada. Figura que resulta más segura que una hipoteca o un título ejecutivo como pagaré o letra de cambio, que implica pasar por un juicio hasta llegar a un remate.

También es una figura legal segura para el deudor que entrega o vende su bien, pues una vez que cancele su deuda podrá recuperar su propiedad de vuelta mediante la celebración de un contrato de compraventa.

Las desventajas de esta negociación es que en ambos traspasos de dominio tienen que pagarse impuestos municipales, gastos notariales y de registro, pero te evitaran gastos judiciales.

Para más información de esta figura legal, contáctanos, estaremos prestos a ayudarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *